Laboral, Civil & Comercial
Now Reading
Lorenzetti sobre el nuevo Código Civil y Comercial
3195 9

Lorenzetti sobre el nuevo Código Civil y Comercial

by Valentin Thury CornejoMarzo 17, 2015

En el marco del Foro de Políticas de Estado del Poder Judicial, Ricardo L. Lorenzetti expuso sobre el nuevo Código Civil y Comercial. La reunión fue un día antes del discurso de Apertura del Año Judicial (2 de marzo de 2015), pero nos pareció prudente tomarnos un descanso de tamaño carrusel emocional y recuperarnos para poder apreciar nuevamente los dichos del Presidente de la Corte. En este caso, hay que decirlo, no se sabe muy bien cuál es el traje que viste para hablar del nuevo Código. ¿Lo hace como cabeza del Poder Judicial, como coordinador del Proyecto, como Presidente del máximo órgano de control de constitucionalidad o como mero académico? Como ya dijimos hace un tiempo, Lorenzetti es un cultor del personalismo institucional y allí las líneas divisorias entre una y otra función tienden a difuminarse. Pero no nos privemos por eso del mensaje que quiere transmitir en este Foro, en lo que es el primero de una serie de tres encuentros sobre el tema. Aquí lo tienen:

La charla -el público está compuesta mayormente por estudiantes- se estructura alrededor de una serie de temas relativos al nuevo Código: a) la tarea de implementación; b) la constitucionalización del Derecho Privado; c) la función del intérprete; d) la igualdad; e) la libertad y f) el pluralismo social. Desarrollaremos brevemente los tres primeros y el último y simplemente mencionaremos lo referente a igualdad y libertad.

Lorenzetti califica este nuevo Código como el cambio más importante en la legislación argentina desde el viejo Código de Vélez Sarsfield y sostiene la necesidad imperiosa de concentrarse en la implementación. El concepto de implementación resulta un tanto confuso, ya que -estrictamente- el concepto supone la puesta en marcha de una política pública por parte de los organos administrativos. La implementación, según los textos de Ciencia Política, sería así el paso siguiente al planeamiento, diseño y adopción de un plan de acción. El paso posterior sería la evaluación de esa política pública. En el caso de la normativa, el concepto de implementación resulta extraño ya que ella no requiere de una actividad administrativa o preparatoria especial sino que simplemente cambia el orden normativo y los jueces deben comenzar a aplicar la nueva normativa. A lo que se refiere Lorenzetti más bien es a que esa aplicación por parte de los operadores jurídicos debe prepararsela a través del conocimiento y la discusión académica y profesional, que es lo que fomenta en su discurso. Nadie es profeta en su tierra, parece afirmar, cuando dice que el Código es objeto de Congresos en Francia e Italia pero parece pasar sin pena ni gloria por la atribulada tierra que lo vio nacer.

La principal característica del nuevo cuerpo normativo, según Lorenzetti, es que rompe la fisura entre el Derecho Público y el Derecho Privado, característico de nuestro sistema. El Código Civil y Comercial incorpora la Constitución en su estructura y así constitucionaliza el Derecho Privado, haciéndolo un sistema coherente, donde los principios normativos bajan desde la Norma Fundamental hacia las distintas instituciones civiles y comerciales. Esto, aclara RLL, no es novedoso sino que ya se encontraba desarrollado en nuestra jurisprudencia. Este ccncepto de constitucionalización del Derecho Privado abre un nuevo campo de posibilidades, tanto de intervención a través del control de constitucionalidad como del uso de pautas interpretativas abiertas, propias del método constitucional y ajenas, en principio, a las técnicas del derecho privado.

Esto nos lleva directamente a lo que consideramos el punto más interesante: la concepción del juez que encarna el nuevo cuerpo normativo. Lorenzetti sostiene que es un código de principios y no de reglas determinadas. La coherencia sistémica, por lo tanto, es conseguida a posteriori y no es un dato a priori. El juez debe innovar permanentemente, practicando una JURISPRUDENCIA ADAPTATIVA. Esto, sostiene, no es una pelea de poderes sino que es una característica derivada de la progresividad de las normas. Relata, en este sentido, la discusión dada en el Congreso respecto de las pautas interpretativas, en concreto, si había que estar a la finalidad de la ley o a la intención del legislador. El proyecto, finalmente sancionado así, estaba por la primera opción, que a juicio de Lorenzetti permite un rol del juez como permanente adaptador del sistema. Lo que aquí desarrolla RLL con gran claridad y nosotros sintetizamos en pocas palabras es el gran tema del cambio de la estructura del derecho y del consiguiente nuevo rol del juez, que el presidente de la Corte no ve como problemático. Para nosotros lo es y también para gran parte de la doctrina constitucional comparada, ya que los jueces asumen así el rol de legisladores permanentes y cambia todo el sistema de pesos y contrapesos institucionales. El Código, en este sentido, parece casi un cheque en blanco para los jueces. Un tema para profundizar.

El nuevo código es presentado como el “código de la igualdad”, focalizandose el expositor en la desigualdad cognoscitiva y señalando que la norma dispone varios mecanismos para neutralizar esas disparidades. Respecto del valor “libertad”, RLL se detiene en las normas de internación por problemas mentales y resalta la labor que la Corte ha desarrollado en el caso Tufano y como el Código recoge esos avances jurisprudenciales. Termina esta primera exposición con la descripción de la sociedad plurar en la que vivimos y se pregunta sobre el rol del Derecho: ¿debe la ley imponer un modelo de familia? El sostiene que es bueno que haya un modelo de familia, pero lo que no cree es que el Derecho pueda imponerlo. Sería, dice, legislar contra las olas del mar. Lo que hace el código es proponer un menú de opciones, en las que el ciudadano pueda elegir. O sea, el derecho no pretende tener un efecto normativo sobre la realidad sino que solo ofrece un marco de posibilidades de equivalente valor para la elección individual.

Una charla muy interesante, porque plantea las cuestiones más generales del Código en referencia al sistema jurídico y las funciones de sus operadores. Un gran optimismo de parte de Lorenzetti, que nos permitimos mirar de reojo. Como el sugiere, lo que se hizo hasta ahora fue relativamente fácil: la batalla se librará en la “implementación”.

Foto: carnagenyc / Foter / CC BY-NC