Institucional
Now Reading
¡Felices Fiestas!
344 3

¡Felices Fiestas!

by Juan LahitouDiciembre 23, 2015

Todo Sobre la Corte está por terminar el 2015 junto a todos ustedes. Otro año más mordiendo la mano que nos puede dar de comer, con el objetivo, irrespetuoso de nuestra parte, de que esa mano sea cada vez mejor y de que ningún abogado sienta que opinar sobre la cabeza del poder judicial puede ser una imprudencia. No podríamos hacer este acto de suicidio profesional, escribiendo y opinando en plazos cortísimos, si no tuviéramos una audiencia calificada sentada a nuestra mesa. A todos ustedes, muchas gracias.

También agradecemos a los que trabajan en la Corte y en la Procuración General y se exponen a la crítica. A ustedes les pedimos tolerancia y buena voluntad para seguir con el juego. No hacemos oposicionismo, sino objeciones colaborativas. (¡Y a veces también felicitamos!).

A los que hacemos Todo Sobre la Corte, que de este lado del mostrador cada vez somos más (¡el 2015 fue el año de las incorporaciones de lujo!), muchísimas gracias por subirse al tren y hacer andar el proyecto. Me encanta saber que va tomando la forma de “espacio”, como un club en el cual todos nos sentimos anfitriones. Hoy Todo Sobre la Corte es la casa de Valentín, es mía, pero también de los hermanos Mihura Estrada, de Martin Oyhanarte, de Lucas Grosman, de Sebas Elías, de Analia Durán, de Alex Freeland, de los azuleños Ronchetti y Lapenta, de Julio Rivera (h) y de nuestros agudos comentaristas.

Nos despedimos entonces con un muy sincero agradecimiento y el deseo de que a todos los que nos encontramos en este espacio para leer, comentar y twitear, la Navidad y el año nuevo nos encuentre en paz y pensando en todo lo bueno que nos podría pasar en el 2016.

Nos vamos a remojar las patas para volver pronto. Y si alguien, aprovechando nuestro receso de verano, se quiere nombrar en comisión le dejamos solo una sugerencia que hemos tomado de Martha Nussbaum en Justicia Poética y que dice que la argumentación legal es mejorada si los abogados adoptan la costumbre de leer novelas.

A estos menesteres dedicaremos nuestro mes de enero. ¡Salud!